En C&LC sabemos lo que significa una boda: un momento mágico y especial que los novios buscan recordar para el futuro como uno de los más importantes de su vida.

 

Desde el instante en el que han decidido dar el paso, comienza una época llena de ilusiones y queremos compartirlas con ustedes, ofreciéndoles el servicio más cuidado y exclusivo de la mano de un coche único pero con el coste de un alquiler, dentro de la zona de Madrid y alrededores.

 

Hay quien se plantea alquilar en su boda coches de caballos, limusinas, coches de alta gama o incluso opciones más extravagantes. Sin embargo, si no se quieren equivocar, los clásicos son siempre una apuesta segura, pero… ¿y si además de desear un clásico pudieran contar con un automóvil exclusivo que haga su día un día aún más especial?

 

Con más de medio siglo de historia, el Buick Riviera Special 55 destaca entre la gama de los coches clásicos por su elegancia y distinción. Un coche espectacular ideal para bodas, que cuenta además con un espacioso y cuidado interior

 

Acompañando en el día más especial, su boda

1/5

(asientos profundos, amplios y cómodos, tapizados en piel), que termina de conferir al Buick Riviera Special 55 la confortabilidad que toda novia y padrino necesitan durante el trayecto.

 

 

En C&LC atenderemos todas sus peticiones de forma personalizada para cuidar hasta el más mínimo detalle y conseguir que su elección sea perfecta:

 

  • Disponibilidad, dentro del alquiler del coche, de un chófer profesional uniformado que cubrirá los trayectos indicados previamente a la fecha de celebración y que les atenderá con la máxima rigurosidad y discreción para que puedan disfrutar del trayecto.

  • Ornamentación floral con la que decorar el coche especifica para bodas.

  • Recogida de la novia y el padrino en su domicilio y traslado a la ceremonia siempre dentro de la provincia de Madrid.

  • Traslado de los novios a la sesión fotográfica, donde esperaremos el tiempo necesario y durante la que pueden también disponer del coche para inmortalizar el momento.

  • Llegada al lugar de celebración y exhibición del vehículo a los invitados para que puedan tomarse fotografías con el coche.

  • Además, escuchamos y valoramos sus peticiones y sugerencias.

  • Ofrecemos, no sólo el alquiler de coches para bodas en Madrid, sino momentos de lujo y  exclusividad.

 

 

Un capricho a su alcance con todas las prestaciones y fiabilidad de un coche actual*, pero con el diseño de unas líneas inspiradas en los años 50. Una opción con el glamour y elegancia propia de otra época que sorprenderá a sus invitados y les permitirá disfrutar de una experiencia única y alejada de los típicos clásicos de las bodas.

 

* Se garantiza que el coche alquilado se encontrará en perfecto estado, tanto de limpieza como a nivel mecánico. En caso de avería o incidencia imprevista, se sustituirá el vehículo por otro similar.